El Maestro y el Profesor

M.A. Juan José Hinojosa de L.

Por tradición el día quince de Mayo, de cada año, se celebra el día del Maestro; sin embargo existen diferencias y semejanzas entre el “maestro”, el “profesor” y el “maestro profesor”.

El Maestro es algo así como un “artesano social” cuyo arte consiste en  transmitir a los demás, mediante el ejemplo, la experiencia y los conocimientos; pequeños ingredientes  que contribuyan a transformar a las personas en seres de bien, aportando conceptos valiosos para quienes reciben su enseñanza.

EE-Para el Maestro la Enseñanza no está solo en el Aula, porque Enseñar es algo cotidiano y Universal; trasciende las fronteras escolares y navega por las aguas generosas de la sabiduría popular.

Paradójicamente todos somos Maestros, porque Maestro no es quien exhibe un título académico, sino quien ostenta en sus actos la humildad de la sabiduría Mundana; Maestro es quien de la Vida hace una Escuela; Maestro es quien perfecciona su trabajo cotidiano y lo convierte en  una actividad orientada a dar con “esplendidez”.

Por otra parte, el Profesor es una figura que se enfoca profesionalmente a la enseñanza, con especialidad en una determinada disciplina o asignatura académica, facilitando el aprendizaje, a fin de que el receptor del mensaje alcance el conocimiento de la mejor manera posible.

Sin embargo, y en adición a lo anterior, existe una figura complementaria:

El Maestro – Profesor

Este rol lo desempeñan aquellas personas que además de transmitir sus conocimientos, experiencias y conceptos, utilizan sus técnicas de enseñanza para  transmitir Valores, desafíos creativos e innovadores en sus alumnos; a efecto de que no solo les sirvan en su desempeño profesional, sino también en su vida diaria.

Bajo esta figura de “maestro – profesor”, se enseña algo de lo que se sabe, pero con el ingrediente de la generosidad y de la trascendencia.

El Maestro – Profesor enseña los “secretos” de su profesión; motiva al logro de aciertos y es capaz de hablar acerca de fracasos y éxitos personales, cuando esto último beneficia al auditorio.

El Maestro – Profesor empeña su palabra, no es capaz de defraudar a sus interlocutores y con cariño, paciencia y humildad comunica su sabiduría.

Celebrar el día del Maestro – Profesor  tiene sentido si celebramos en cada uno de nosotros el privilegio de enseñar, en el día a día, los dones que generosamente recibimos de quien todo lo Da, con un criterio de aprendizaje recíproco: Sumisos para aprender y  Humildes para Enseñar.

“El iletrado siempre tendrá algo que enseñar; el Sabio siempre tendrá algo que aprender.”

Celebrar al Maestro – Profesor es una forma de reconocer a quienes con su ejemplo y su desempeño motivan, desde hoy, a quienes el día de mañana pondrán sus conocimientos y experiencia al servicio de nuevas generaciones de docentes comprometidos con sus alumnos y con la sociedad que tanto los necesita.

Muchas felicidades a todos aquellos a quienes la vida les dio el privilegio de enseñar y la humildad para aprender de sus pupilos.

EE-

—-

Lic. Juan José Hinojosa

Lic. en Administración de Empresas por la Universidad La Salle; cuenta con una Maestría en Administración por la UNAM y un Diplomado en Administración Avanzada, impartido en México por The University of Texas at Austin.

Ha colaborado en diversas empresas desempeñando puestos de Alta Dirección; actualmente es socio Director de Juan José Hinojosa y Asociados, empresa de consultoría especializada en Planeación Estratégica y Desarrollo de Ejecutivos.
www.juanjosehinojosayasociados.com.mx

—-