Aprendices Nómadas

Educación Ejecutiva

IMG_6170“La constante en todos estos sitios y todas estas experiencias ha sido que me encontré con contextos de aprendizaje retadores, con contextos que me suponían abordar esa nueva experiencia como una oportunidad de aprender.”

Cualquier profesional que sea un entusiasta del aprendizaje, un apasionado por saber cómo y porqué las personas aprenden, pero sobre todo el cómo poder ayudar a las personas a aprender, sabe que el único medio para adquirir estos conocimientos es abrirse camino y conocer otras costumbres, otra música, otra forma de vestir, otra forma de relacionarse, otras lenguas y hasta otras formas de cortejar, de salir con las chicas, de tener amigos, de hablar con muchas personas. Así es que, en cada ciudad, en cada nuevo espacio, por definición, se abrirá una gran oportunidad de aprendizaje.

Ahora bien, se debe estar convencido que para que el aprendizaje nos haga crecer y lo aprovechemos como una oportunidad, no es necesariamente una exigencia vivir en una familia nómada y luego convertirte en un nómada igualmente, se abren muchas cosas con estos procesos pero también se pierden otras tantas.

En el contexto de nuestras vidas actuales y en el futuro inmediato, y sin duda en el futuro más lejano, debemos dejar de ser sedentarios, debemos dejar de ser justamente inmóviles respecto al aprendizaje, y no vale seguir sentados, no vale movernos poco para aprender, mucho menos vale quedarse quietos. Se está viviendo en una era en la que la pasividad deja de ser relevante, lo que justamente estamos viviendo es un proceso en el que la movilidad, desplazarnos, estar activos y estar justamente en un proceso de inquietud constante es justamente el parámetro.

Actualmente los profesionales ya tienen incorporado las características del “Aprendizaje Nómada”, es cuestión de ellos el saber explotarla en su máximo esplendor. A lo que se refiere con ello es justamente ésta noción de movimiento continuo, de actividad IMG_6286delimitada, de traspaso entre contextos, de porosidad entre nuestros espacios de aprendizaje, pero además, se tiene que aprender el movimiento a lo ancho de la vida, de los múltiples contextos en los que nos desarrollamos, y es en éstos donde justamente se abren las posibilidades que tenemos que explorar, nuevos territorios que tenemos que conquistar y nuevos riesgos que nos invitan justamente a tomar estos retos y dar un paso al más allá.

Veamos algunos ejemplos, suele asociarse la idea de aprendiz nómada a que vamos perdidos por la vida, pero nada más lejos de la verdad. Seguramente recuerdan su etapa adolescente, con esa base podemos decir que una persona hasta los veinte años tiene una vida más o menos continuable y después de eso empieza un ciclo; como un bucle, lo que supone es que estamos buscando muchas cosas que hacer, estamos buscando otras cosas que hacer. Ese bucle, tendría que ser una constante, no es nunca una línea recta porque tendríamos que ser activos, inquietos, nómadas cuando aprendemos, entender que aprendemos en movimiento y ya no en un estado estático.

Podemos ver por ejemplo, a Harrison Ford actor y productor, hasta los 30 años era carpintero y todos lo vamos a recordar por su excelente participación en Star Wars. Andrea Bocelli, cantante impresionante, tras treinta y tres años cantando en bares se convirtió en el fenómeno musical que todos conocen; por último, la autora de Harry Potter, millones de libros vendidos en el mundo, hasta los treinta y un años era una madre soltera que recibía una pensión y después se convirtió en una de las autoras fenómeno. Pareciera ser entonces que los nómadas no siempre tienen un rumbo pero nunca están perdidos, siempre encuentran su lugar.

Los aprendices nómadas son esos que no se conforman con lo que ya saben, buscan dominar todavía muchas más cosas. Los aprendices nómadas son muy curiosos, profundizan, preguntan y a veces, sólo a veces, obtienen respuestas. En ocasiones se piensa que llegan tarde, pero nada de eso, siempre llegan a tiempo, llegan en el momento preciso después de haber transitado por múltiples contextos; no temen al cambio, no son fuente de resistencia, inspiran a los otros y se convierten en guías, impactan en sus organizaciones, impactan en la vida de sus colaboradores, impactan en sí mismos y de sus familias porque están ansiosos de aprender saber que la mejor manera de aprender es ayudar a los otros.

Nunca es tarde para aprender porque nunca es tarde para ayudar. Algunos otros ejemplos, de personas a las que pensamos estaban llegando tarde; Paul Cézanne un extraordinario pintor, antes de los veinticinco años no pintaba ni en el cuaderno, ni en la pared de su casa. Por su parte, Reid Hoffman, un extraordinario emprendedor y creador de startups, hasta los treinta y tres años no hacía otra cosa que leer, sólo después de eso comenzó con su creación de empresas, pensaríamos que llegó tarde a los treinta y tres años pero nada más lejano de la verdad, estaba en un movimiento constante, justamente aprendiendo.

Aprender sí que es volar, ser un aprendiz no tiene nada que ver con estar en el estado estático, tiene que ver con el estado en movimiento y qué mejor que sea un movimiento como el que nos sugieren nuestros compañeros.

IMG_6238Así fue como el Director de la Universidad Bancomer, el Doctor Alfonso Bustos Sánchez; agradeció a la Mtra. María Álvarez  y al Dr. Pedro Garza Soler Directivos del Tecnológico de Monterrey de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México la oportunidad de compartir y felicitar a todos los egresados de Campus Santa Fe una avance relevante e impactante en su carrera profesional.

En el evento también estuvo presente el Mtro. Alejandro Castro, Director Comercial Educación Ejecutiva y Vinculación, quien tuvo la oportunidad de felicitar a los egresados.

Visita nuestra Galería en el siguiente enlace.