6 puntos Importantes del Coaching que debes llevar a tu vida Profesional y Personal

Por: Mtro Gustavo González

Ciertamente el proceso de Coaching ha venido a representar una poderosa herramienta en el desarrollo de los ejecutivos de las empresas, en su beneficio propio, tanto personal como profesional, así como para las propias Alt_Coaching_Tec_Monterreyorganizaciones quienes en última instancia salen beneficiadas al propiciarse una forma de gerenciar diferente, más actualizada, con mejores formas de comunicación y con una dinámica que suele llevar al cumplimiento de los objetivos de todos en todos sentidos.

  1. Coaching y el desarrollo humano.

Si se analizan personajes de la historia o de la literatura se pueden encontrar múltiples casos de Coaching aplicado, aunque no con ese nombre, pero si se examina despacio se puede comprobar que el proceso ya está presente en muchas historias.

Por ejemplo, en el Fausto de Goethe, al analizar la historia se ve que Mefistófeles se convierte en un Coach ontológíco que acompaña al propio Fausto en sus correrías – ya convertido en joven de nueva cuenta – y cobrando una tarifa ciertamente elevada ¡El alma del propio Coach!

Hoy día podemos aplicar el proceso sin acudir a cobros tan dramáticos ni exagerados. Pero ¿Qué se puede aportar a las teorías  y cánones ya establecidas por muchos expertos en la materia?, ¿Cómo se puede contribuir a enriquecer la filosofía del proceso, sus usos y costumbres?

Una fuente importante para enriquecerlo la encontramos en las teorías del desarrollo humano, a las cuales muchos de los teóricos del Coaching acuden quizá sin estar conscientes de ello. En realidad ambas teorías tratan de lo mismo con diferentes ópticas.

2.- Diez puntos de coincidencia

Podemos señalar algunos principios básicos que enriquezcan los procesos de Coaching.

  1. El Coaching puede representar un sistema de impulso para lograr la integración del individuo, en todos los órdenes y en todas sus áreas de vida.
  2. El fondo del proceso en realidad es hacer un énfasis en el despertar  de la conciencia del Coach (Propiciando su desarrollo). En oposición a los tradicionales modos de pensar, de conocer, de saber y de utilizar el intelecto.
  3. Aprender a aceptar la experiencia en el aquí y en el ahora, opuesto al análisis de lo que percibo como acontecimientos en mi vida y en mi realidad.
  4. Focalizar el presente sin perder el sentido del futuro y aprender a dar significado a las cosas y a los acontecimientos.Alt_Coaching_Tec_Monterrey
  5. Entender que la llave del cambio personal está en el presente y que ello representa mi real y verdadero poder.
  6. Desarrollar hábitos y métodos de concentración para identificar y resolver conflictos de polaridades.
  7. Entender y aceptar que el único responsable de mi soy yo y renunciar a culpar de lo que me pasa en la vida a agentes externos. (Yo soy yo y mis circunstancias. Ortega y Gasset)
  8. Desarrollar hábitos de auto – observación para aprender de mí y aceptar la experimentación como un método infalible de enseñanza personal.
  9. Tomar conciencia de que todos, sin excepción, buscamos el bien, la verdad y la belleza, dándonos cuenta que el diario trafago de la vida nos distrae y nos focaliza en cuestiones que están afuera de nosotros y que no representan nada en realidad en el devenir de nuestra existencia.
  10. Acompañar al Coach para que se descubra a sí mismo, que se dé cuenta de cosas que pasan desapercibidas y que conozca sus factores limitantes, desarrollando para ello el Coach la aceptación incondicional del otro, la escucha activa y  la empatía avanzada.

3.- Requerimientos básicos del Coach.

También es posible establecer como principios cuatro posibilidades para que el proceso surta efecto y sea productivo.

  1. Que el Coach represente una autoridad para el personal. Autoridad en el sentido de conocimientos, de prestigio, de estatus, es decir, para ser creíble y confiable el Coach ha de desarrollar un prestigio como tal, lo cual conlleva tiempo, experiencia, estudio y aplicación.
  2. Desarrollar la aceptación incondicional del otro, lo cual no tiene nada de sencillo, pues en realidad es un trabajo interno constante del Coach quién busca lograr el  darse cuenta de sus propios juicios, creencias, etiquetas, proyecciones y demás hábitos aprendidos que tiene que reconocer y reencauzar casi permanentemente.

Cuando se llega a adquirir práctica se puede volver un hábito personal, una forma asimilada de ser y de estar, pero que es muy importante poner atención en el asunto y aplicarse para lograrlo con todas las personas con quienes se relaciona y en todas las circunstancias, muy en especial cuando tiene frente a si a una persona a quién se supone que ayudará acompañándole en un trecho de su vida sin influir de ninguna forma para que aquel sea una persona diferente a lo que es. Según Carl Rogers, este es el principio básico para que se genere el cambio en la otra persona.
Alt_Coaching_Tec_Monterrey

4.- El desarrollo de la conciencia, camino vital del Coach.

Es decir, estar en posibilidad de entender y comprender a cabalidad lo sentimientos y necesidades del otro, poniéndome en su lugar y sintiendo como el siente sin dejar de ser yo mismo.

Para poder desarrollar esta capacidad es necesario que el Coach realice un trabajo profundo consigo mismo a fin de estar en posibilidad de entender sus propios sentimientos, aceptarlos y en su caso poder expresarlos en forma asertiva y consiente.

La empatía requiere de cinco pasos o etapas.

  1. Entender los sentimientos y necesidades del otro. Poniéndome en su lugar, como queda dicho.
  2. Expresárselo para que se dé cuenta de que le puedo entender sin reservas.
  3. Evitar juzgarle en algún sentido.
  4. No se requiere que esté de acuerdo con él en lo que le sucede o en la forma como actúa o piensa.
  5. Es importante acompañarlo en silencio, una vez  que él  se ha sentido comprendido.

5.- Aprender a escuchar al otro en forma activa y asertiva.

Nada de lo anteriormente expuesto se podría lograr sin la aceptación positiva incondicional. Podemos concluir que el Coach se convierte en una catapulta para que el personal desarrolle principalmente cuatro formas de cambio, de autorrealización y de éxito en su vida personal y profesional.

6.- El desarrollo de la conciencia, camino vital del Coach.

  1. El despertar de la conciencia, implica el aprender a darse cuenta de: Sus propios pensamientos ¿De dónde provienen y se originan? ¿Son válidos? ¿Son reales o imaginarios? ¿Representan un juicio? Un método infalible para aclararme es el auto-cuestionamiento.
  2. Vivir el presente. Reaprender a estar en el aquí y en al ahora, como cuando éramos niños, recuperar la capacidad de asombro, la curiosidad, volver a ser espontáneos – no a lo tarugo – dejar a un lado los juicios que obstruyen y destruyen y recuperar la frescura de la inocencia.
  3. Responsabilizarme. Entender y aceptar que el único responsable de “mi vida soy yo, que soy impactado por mis circunstancias pero que yo decido el cómo vivirlas, convencerme que los demás no son culpables de lo que a mí me sucede y en todo caso del devenir de mi propia existencia”.
  4. Desarrollar mi amor. Entendiendo al amor como un acto de voluntad el cual parte de mi poder interior que está fundamentado en mi propia libertad, misma que se me ha dado por el hecho de nacer y de haber sido creado. El amor es algo de lo que no se habla generalmente en la jerga empresarial, pero querámoslo o no está presente en el ser humano de alguna manera, está implícito en su esencia aunque este no sea plenamente consciente de ello.

Por último, algo importante en el proceso del Coaching, lo representa la necesidad de que en muchos y muy variados casos el Coach puede detectar ciertas adicciones en las personas y esto es vital que se atienda.

Alt_Coaching_Tec_Monterrey

Si el Coach no cuenta con la expertis en el manejo de adicciones es necesario que pida el apoyo de un especialista, siempre con el consentimiento tácito del personal. Y en su caso remitirlo a los grupos de ayuda que le puedan auxiliar a superar la adicción de que se trate.

——

¿Quieres saber más sobre Coaching?

Conoce el Taller: Liderazgo y Empowerment

Para más información da clic en el siguiente enlace.

—–

Mtro. Gustavo González

Coordinador Académico del Diplomado y Taller Liderazgo y Empowerment.

—–