Los 10 Errores más Comunes que Comete un Director.

Por MBA Salvador Peña

El conflicto medular que tienen los Directores se resume en tratar de satisfacer dos necesidades inherentes a la empresa; por un lado se busca tener la estabilidad de la empresa controlando los costos y al mismo tiempo no descuidar el crecimiento del negocio, lo que implica hacer inversiones y estar al tanto de las necesidades de los clientes. Estas dos fuerzas son las que continuamente ocupan la mayor parte del tiempo del Director; de hecho, estas dos necesidades surgen del objetivo de generar más valor y poder captar más dinero, ahora y en el futuro.

Las necesidades de buscar la estabilidad y el crecimiento representan claramente el conflicto medular que atormenta a todos los Directores, por un lado estar preocupado por las acciones que se tiene que tomar día a día que afecten la estabilidad, y por el otro las acciones que tengan un impacto en el futuro.

Los 10 errores más comunes que cometen los Directores se fundamentan en buscar satisfacer alguna de estas dos necesidades significativas, que muchas veces se pierden por tratar de controlar un problema que surge en el momento:

  1. Tratar de involucrarse en todos los temas de la empresa. (Micromanagement)
  2. No delegar
  3. No enfocarse en los temas importantes.
  4. Enfrascarse en temas personales y olvidar los procesos.
  5. Tomar partido por algún departamento o persona según sea el caso.
  6. Ser más reactivo que proactivo.
  7. No contar con un plan estratégico.
  8. Dedicar mucho tiempo a los recursos que tienen una contribución menor al resultado.
  9. Tomar decisiones con una visión de corto plazo.
  10. Tratar de resolver los conflictos personales en vez de buscar optimizar los procesos.

Pongamos como ejemplo una pequeña tienda de abarrotes donde el tema principal se centra en que se quiere tener más ventas, para esto se necesita tener más inventario, pero si esta acción se realiza, pone en riesgo la estabilidad de la empresa ya que es difícil poder saber con exactitud qué productos comprarán los clientes; es por eso, que la otra fuerza llamada estabilidad hace que los Directores se detengan y les sugiera no invertir tanto en inventario para controlar los gastos. Una solución ideal debería cumplir con los dos elementos que hemos visto: que la solución nos ayude a incrementar las ventas sin impactar negativamente el margen y que se evite tener faltantes de inventario o excedentes de producto que no se venden.

Lo ideal sería tener el inventario correcto, en el lugar correcto y en la cantidad correcta; es así de simple, aunque se pueda tener muchos problemas entre los departamentos o situaciones que demandan mucho tiempo la atención del Director, la raíz del problema es que, en términos de operación y de procesos no se ha encontrado la forma de poder responder rápidamente con la demanda, si se logra hacer eso es muy posible que los demás problemas que se manifiestan y que provocan que se tomen malas decisiones desaparezcan inmediatamente.

Como conclusión se puede decir que si se enfoca en buscar la forma de controlar los procesos de tal forma que la empresa se alinee con las necesidades de los clientes, esto reducirá en gran medida la carga diaria de trabajo de los Directores.

—-

¿Quieres saber más sobre el tema? Conoce el Diplomado Logística y Administración de la Cadena de Suministro: Estrategia, Diseño y Operaciones

Inicia 24 de junio, Campus Ciudad de México. Recibe más información en el siguiente enlace.

—–

SALVADOR ANTONIO PEÑA UGALDE

Es Ingeniero Mecánico de la UVM, tiene una MBA en Negocios Internacionales en The American Graduate School of International Business, Thunderbird, Arizona, US.

Actualmente es Country Manager para Leverens empresa latinoamericana para negocios. Tiene un programa de tv en internet que se llama “Platicando con Expertos” que sale todos los viernes en http://imefi.tv y es Coordinador del Diplomado Mejora Sistémica de la Cadena de Suministro para Educación Ejecutiva del Tecnológico de Monterrey.